miércoles, 2 de marzo de 2011

Este mundo se nos está yendo al carajo

Nada que decir y nada que hacer. Maldita generación de hipócritas es esta con la que comparto mi existencia y maldita la penosa gracia de tener que escucharlos día tras día.

Nada que decir a la indolencia de políticos y presuntos pensadores. Nada que hacer ante los obstáculos que cada mañana nos encontramos los ciudadanos para hacer que la vida sea más llevadera.

Nada que decir ante un régimen que, como la democracia, parece ser el menos malo de cuantos existen. Pero nada que hacer ante la villanía de quienes nos dirigen y pretenden decirnos cómo hemos de vivir nuestras vidas.

Si, nada que decir sobre las normas que rigen (y que deben regir) la coexistencia entre las personas. Pero absolutamente nada que hacer ante quienes las quebrantan y resultan tener más derechos que yo.

Y para que esto siga siendo un blog sobre comics, debo mencionarlos aunque sea de paso:

Nada que decir ante una generación de extraordinarios dibujantes y guionistas como jamás ha habido en nuestro país, ni en calidad ni en cantidad. Pero nada que hacer ante las barreras que permanentemente nos ponen editores, presuntos defensores de los derechos de autor y otros entes.

Y otro día hablaremos de política.

No hay comentarios: