domingo, 3 de abril de 2011

El cómic es un arte pasión, no de presión

Se comienza teniendo pasión.
Se adquieren compromisos.
Se genera la presión.
Se pierde la pasión.

¿Cuantos autores dibujaban con verdadera pasión creando verdaderas obras de arte? ¿Cuantos de ellos fueron avistados y reclutados por avispadas editoriales al ver en ellos una fuente de negocio? ¿Cuantas editoriales, necesitadas de ingresos y rentabilidad, llevaron a esos dibujantes a promociones interminables? ¿Cuantes veces esas mismas editoriales querían más y más creación?

La pasión del artista muere cuando la presión la ahoga. ¿Verdad compañero?

No hay comentarios: