jueves, 24 de noviembre de 2011

Cuaderno de viaje: Burgos


Hace unas semanas, aprovechando el día de Todos los Santos, hice una escapada con la familia a Burgos y a los yacimientos de Atapuerca. Cada vez que viajo me sorprendo de cuantas cosas me quedan aún por descubrir en nuestro espeso país. 

En un rato de descanso (cosa rara en estos viajes-relámpago) tuve tiempo de tomar unas notas en mi habitual cuaderno de dibujo sobre el Arco (o Puerta) de Santa maría, que da acceso a la plaza de la catedral de Burgos. El arco es bonito, pero lo que más me llamó la atención es la magnitud que tomaba al compararlo con el tamaño de las personas que pasaban a su lado. Todo en la vida, absolutamente todo, requiere tener una escala con la que medirlo ya que de lo contrario carecería de valor ...o le daríamos demasiado.


viernes, 18 de noviembre de 2011

Ilusión frente a impotencia

Hay días en que uno se siente feliz porque tiene la oportunidad de sentirse parte de algo importante. Para mí lo son mi familia, mi gente, mi país... Es por ello que cuando llega la hora de ejercer la democracia votando por mejorar este pedacito de terreno que políticamente nos pertenece me siento feliz de ser parte de esa movida y, de alguna manera, decidir con mi voto qué es lo que se va a hacer en los próximos años.

Después llega la cura de humildad cuando me doy cuenta de que mi voto no ha provocado el esperado vuelco electoral y además constato de que quien manda en este bendito país ya no vive aquí sino que dicta las órdenes desde lejos, amparado por una amplia mesa de nogal y rodeado de ordenadores y becarios que especulan con mi sueldo, mi hipoteca y mi coche.

En esta ocasión voy a votar con menos ilusión que otras veces ya que mi voto no va a echar de su sitio a especuladores, banqueros y grandes manipuladores que son, además, tan listos tan listos que nunca se presentan a unas elecciones como estas. Ya hay quien se presenta creyendo que puede cambiar algo.

Permitidme, no obstante, mantener la ilusión por que todo esto cambie algún día.